¿Por fin viento de popa?

EDITORIAL: Juan Manuel Reina

0
294

Supongo que sí, que ha llegado el momento de ser optimistas. Un estado anímico que en esta provincia y en esta comarca, en términos de generación de empleo y riqueza, supone, cuando menos, un deporte de alto riesgo.

Y no es porque nos guste autoflagelarnos o porque tengamos una tendencia desmedida o enfermiza al victimismo, sino porque nuestra historia, la reciente y la no tan cercana, no nos deja en muy buen lugar. Solo hay que mirar las estadísticas de paro …
Pero este enero, mejor dicho el nuevo año, parece haber arrancando con algo más de pálpito, dándonos ciertas alegrías y lujos a los que no estamos acostumbrados por estos lares.

LOS DATOS ECONÓMICOS DEL ÚLTIMO TRIMESTRE DE 2015 Y DEL SECTOR TURÍSTICO INVITAN A CIERTO OPTIMISMO

Y hablo del informe de Analistas Económicos de Andalucía elaborado para Unicaja, que concluye en sus estimaciones, para sorpresa agradable de no pocos, que la provincia de Cádiz ha registrado un crecimiento económico en el tercer trimestre del año 2015 del 3,8 por ciento interanual y, por si no fuera suficiente, que es algo más intenso que el avance de la producción en el conjunto de Andalucía (del 3,6 por ciento). Incluso se aprecia un mejor comportamiento del mercado laboral -aún desprovisto , eso sí, de la estabilidad y la dignidad necesarias- y de la demanda hotelera.

Además, este informe refleja la posibilidad de que el avance previsto para 2016 en la provincia sea similar al del conjunto regional, es decir de un 2,8 por ciento.

A esta noticia, también en clave positiva, hay que unir esa otra no menos importante que, como las propias localidades de La Janda han podido comprobar en Fitur y los últimos datos así lo refrendan, habla de un sector turístico al alza. Algo a lo que, en clave comarcal, vienen contribuyendo de forma contundente destinos como Conil de la Frontera, Barbate, Vejer de la Frontera, Medina Sidonia o Alcalá de los Gazules.

En definitiva, unos datos que, por aquello de empezar el año con cierto optimismo -basado en realidades, claro está- nos invitan a soñar en positivo.

No hay comentarios

Dejar una respuesta