Queda lo importante

La editorial

0
305

Concluye 2015 y, como se suele decir, toca echar la vista atrás para analizar, reflexionar o simplemente detenernos a contemplar lo que nos deja un año que, como pocos en la historia reciente de la democracía, ha tenido un marcado carácter político. Y es que si por algo recordaremos este año que se nos va -uno más de crisis y ya van ocho- es por el frenesí electoral en el que los ciudadanos nos hemos visto envueltos prácticamente desde el 1 de enero hasta nuestros días, con inagotables periodos pre electorales y electorales que no han dado respiro alguno, extenuando al más apasionado elector.

Un periplo que primero nos convocó a unas elecciones andaluzas en las que el PSOE, pese a dejarse un buen número de apoyos por el camino en la comarca respecto a la anterior cita regional (pasó de 28.027 votos, en 2012; a 23.992, en 2015), logró un triunfo inapelable en relación al resto de fuerzas.

2015 nos deja tras someternos a una vorágine electoral extenuante

Unos resultados que, sin lugar a dudas, fueron el preludio de lo que meses más tarde, allá por mayo, sucedería en las Municipales. Comicios, vividos con más intensidad en la comarca, en los que el Partido Socialista cosechó en la Sierra de Cádiz unos resultados inmejorables, protagonizando la cara de una moneda cuya cruz, a modo de debacle, la escenificó el Partido Popular. Nada menos que trece, cuatro más que en 2011, fueron los ayuntamientos con los que se hizo el PSOE frente a uno del PP, Prado del Rey.

En definitiva, un puzzle político que en los próximos días se debe completar y que, ya alejados de toda distracción política y partidista, debe dar paso a una época, ya plena, de iniciativas que vayan en favor de la riqueza y la generación de empleo. Y es que lo verdaderamente importante aún está por llegar y sino que se lo pregunten a los miles de parados de la comarca que aún permanecen a la espera de un empleo. A ser digno mejor, por favor.

No hay comentarios

Dejar una respuesta