Prefiero ser honesto

Editorial

0
305
Juan Manuel Reina
Juan Manuel Reina

Parece que el tiempo no siempre corre de la misma forma para según qué cosas. Así, casi sin darnos cuenta, nos vemos de nuevo aquí, en torno al Día Internacional de la Mujer. Una celebración que, como viene sucediendo desde 1910, año en el que con motivo de la la II Conferencia Internacional de Mujeres Socialistas se decidió instaurar en Europa dicho día (en España se celebró por vez primera en 1936), nos invita-obliga a echar la vista atrás y hacer un examen de esos que llaman de conciencia.

Un examen que, como todos, lo podemos hacer desde la honestidad, con la firme intención de reparar los errores cometidos y avanzar, o, por contra, desde la distancia, sin atrevernos a mirar de frente a la realidad, como si de esta forma pudiésemos huir de lo que ésta nos muestra.

PESE A LOS PUENTES TENDIDOS, LA MUJER AÚN TIENE PENDIENTE GRANDES CONQUISTAS

Yo, por mi parte, permítanme, prefiero mirar la realidad a los ojos y reconocer que no, que seguimos sin avanzar todo lo necesario. Que, a unos en mayor medida y a otros casi sin quererlo, se nos va la fuerza por la boca. Que seguimos sin otorgarles el protagonismo y los derechos plenos que se merecen.

Que de nada valen las intenciones, entiendo que buenas en origen, de apostar por la igualdad cuando aquí, en nuestra comarca, sigue habiendo mujeres que no cobran lo mismo pese a realizar la misma labor que los hombres; que no se les confían las responsabilidades para las que han demostrado cualidades sobradas o que, incluso, se ven obligadas a comprar peonadas para poder trabajar y acceder a las ayudas por desempleo.

Una realidad a la que debemos unir el trágico dato de aquellas que mueren a manos de sus verdugos.

No es que tengamos que autocastigarnos por tanto, pero cuando menos seamos honestos y reconozcamos que

EN ESTA ESPAÑA DEL PLURIPARTIDISMO QUEDA MUCHO POR CONQUISTAR.

No hay comentarios

Dejar una respuesta