La música psicodélica de ‘Ozric Tentacles’ conecta con la Sierra

El reconocido grupo inglés culmina una gran noche de música en la que los jerezanos de 'El Tubo Elástico' y los olvereños de 'Chiveca' supieron conquistar al público

0
274
La banda instrumental Ozric Tentacles, durante la actuación/ Foto: Rafael Sierra
La banda instrumental Ozric Tentacles, durante la actuación/ Foto: Rafael Sierra

Dicen que nunca segundas partes fueron buenas, pero en el caso del Festival del Lago de Bornos no fue así. Y es que después de cinco años de ausencia, la gran cita musical de la Sierra de Cádiz volvió a levantar su telón de forma espectacular, con las actuaciones de los jerezanos de El Tubo Elástico, los olvereños de Chiveca y, muy en especial, de los ingleses de Ozric Tentacles.

Considerado uno de los grupos más importantes de la música psicodélica, progresiva y underground (ha vendido más de un millón de discos y editado 29 álbumes), Ozric Tentacles hizo las delicias de los amantes de la buena música que se dieron cita en el Lago de Bornos con temas de sus últimos trabajos y con otros, más antiguos, que ya forman parte de la historia discográfica de un grupo musical que publicó su primer trabajo, Pungent Effulgent, en 1989.

Temas con una gran influencia de elementos electrónicos que lograron conectar con un público al que hicieron partícipe de su actuación.

El grupo jerezano El Tubo Elástico
El grupo jerezano El Tubo Elástico

Asimiso, El Tubo Elástico (Alfonso Romero, bajo y sintetizadores; Carlos Cabrera, batería y percusiones; Daniel González, guitarras y sintetizadores, y Vizen Rivas, guitarra y sintetizadores) se metió a los presentes en el bolsillo con temas que le han convertido en una referencia a nivel nacional del rock de calidad, cargado de melodía y una gran potencia.

Chiveca
Chiveca

Altavoz de las inquietudes musicales de la comarca de la Sierra de Cádiz, el renacido Festival del Lago de Bornos disfrutó también de la actuación del grupo olvereño Chiveca.
Juan Antonio Medina (bajo), Nieves Gómez (flauta travesera y whistle), Pablo Fernández (violín), Raúl Carreño (batería), Fransico Bonilla (guitarra flamenca y eléctrica) y Jose A. Escot (teclados) hicieron las delicias de los presentes con temas salpicados con pinceladas de flamenco, jazz, pop, rock y celta.

En definitiva, una cita que, si bien no contó con la presencia de público deseada y presumible a la vista del gran cartel, dejó constancia del acierto de poder contar en la comarca con un festival en el que a lo largo de sus treinta años de historia logró subir a su escenario a grupos de la talla de James Taylor, PFM, Focus, Gwendal, y los más emblemáticos del rock nacional y andaluz como Bloque, Guadalquivir, Imán, Mezquita, Cai y Glazz, entre otros muchos.

Un festival de música que, según apuntó el el alcalde de Bornos, Hugo Palomares, con motivo de su presentación, ha vuelto para quedarse. Una gran noticia para la comarca.

No hay comentarios

Dejar una respuesta