Cuestión de justicia

0
303

Alguien dijo una vez que “los hombres y pueblos sin memoria, de nada sirven; ya que ellos no saben rendir culto a los hechos del pasado que tienen trascendencia y significación” y, lamentablemente, esto, por extraño que pueda parecer, sigue sucediendo en nuestros días.

En jornadas en las que, ‘por un puñado de votos‘, algunos partidos políticos, en un triple salto mortal, no solo parecen olvidar que los privilegios democráticos de los que gozan, esos que incluso les permiten optar a ponerse al frente de un Estado, son producto del sacrificio y el dolor de muchos; sino que, por aquello de un rancia modernidad, pretenden incluso apartar de la vida política, pública, a quienes no tengan ‘pedigrí’ de nacimiento democrático.

4o años después de la muerte de Franco, muchos represaliados yacen aún en cunetas y fosas

Hombres y mujeres que, si cabe, son los más acreditados para levantar la voz y ser protagonistas de un sistema político que, no lo olviden, precisamente ‘otros modernos’ y defensores acérrimos de las políticas económicas más que de las ideologías y los derechos humanos han prostituido.

Y digo esto no solo por lo que nos toca escuchar en estos días de búsqueda continua de titulares, protagonismos mediáticos enfermizos y estrategias calculadas en beneficio de intereses partidistas, sino porque no muchos se han parado un momento para recordar a aquellas personas que se dejaron la vida en uno de los mayores infiernos que España ha conocido, el ideado por un dictador de cuyo fallecimiento se cumplen ahora 40 años.

Ciudadanos, muchos de ellos de La Janda, que abanderaron grandes ideas y compromisos de libertad que llegaron a pagar con su vida y que hoy, curiosidades de la vida, esos que ponen vallas al campo quieren abanderar.

En fin, vaya desde estas líneas un sentido homenaje a esos hombres y mujeres que lo dieron TODO por el interés común y que, aún hoy día, yacen en cunetas y fosas comunes.
que tanto incomodan a algunos.

No hay comentarios

Dejar una respuesta